Carbono-neutralidad en 2050 |

Chile actualiza las contribuciones al Acuerdo de París sobre el clima y quiere ser carbono-neutral para 2050

El 9 de abril de 2020, Chile presentó sus actualizadas NDC (Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional), más ambiciosas que las anteriores, para alcanzar la carbono-neutralidad para 2050. Como presidente de la COP25, que tuvo lugar en Madrid 2019, Chile asume su papel en la movilización de una mayor ambición a nivel mundial.

Los NDC chilenos adelantan el peak de emisiones del país hasta 2025 y reducen las emisiones anuales a 95Mt CO2eq para 2030. El plan para lograr la neutralidad del carbono en 2050 también incluye el cierre gradual de diez de las 28 centrales eléctricas de carbón para 2024 y la promoción de las energías renovables y los vehículos eléctricos. La reforestación con árboles nativos y la reducción de las emisiones por deforestación también forman parte de los NDC chilenos. Se supone que la economía del "hidrógeno verde" contribuye en un 21% a la mitigación.

Junto con los Ministros de Medio Ambiente y Ciencia, el Ministro de Energía Jobet explicó cómo el sector energético puede contribuir de una manera que no sólo mitigue las emisiones, sino que, a la larga, resulte más económica que la alternativa de no descarbonizar. En consenso con la industria energética y los representantes de la sociedad civil, el Ministerio se propone continuar su camino hacia el cierre gradual de plantas a base de carbón y la descarbonización, más energías renovables, menos contaminación, más electromovilidad y precios estables y asequibles.

Tanto Alemania como Chile apoyan firmemente el Acuerdo de París. Chile se encuentra entre los países más vulnerables a las consecuencias extremas del cambio climático. Gran parte de las emisiones del país provienen del sector energético. Una forma de reducir estas emisiones es aumentar la eficiencia energética, eliminar gradualmente los combustibles fósiles e integrar más energías renovables. Chile y Alemania comparten el objetivo de ser neutrales en cuanto a las emisiones de carbono para 2050. A pesar de los tiempos de incertidumbre económica, ambos países subrayan que siguen adelante con sus ambiciosos planes de transformación de la energía.

Dando un paso adelante

Es en este contexto, que en 2014 se dio inicio al proyecto Cerro Dominador. Este complejo solar, cuyo costo bordea los mil millones de dólares, cuenta con dos etapas; un parque fotovoltaico de 100MW, que entró en operación en 2018, y la primera planta de energía solar de concentración de Sudamérica, inaugurada en junio de 2021.

El parque fotovoltaico consta de 392.000 paneles mono-axiales, cubriendo una superficie de 300 hectáreas.

Gracias a sus 10.600 espejos, o helioestatos, Cerro Dominador refleja radiación solar a un receptor solar térmico sobre una torre de 250 metros, derritiendo sales a 560°C. Esta sal derretida es circulada por un absorbedor, donde se calienta vapor que es luego alimentado a una turbina. Este proyecto cuenta con una capacidad de generación de 110MW, suficiente para alimentar más de 380.000 hogares, y evitar la emisión de alrededor de 640.000 toneladas de CO2 cada año.

Esta tecnología permite evitar los problemas de intermitencia de otras energías renovables no convencionales, dado que la torre termosolar cuenta con una capacidad de almacenamiento de 17,5 horas. El poder producir electricidad las 24 horas del día en forma gestionable, es decir, adaptándose a las variaciones de la demanda dependiendo del horario, hacen de este proyecto un paso gigante para la transformación energética del país.

Further Reads

Impact of COVID19 on Energy Policy Measures

Aprender más

Downloads

Reporte

NDC y Plan de Carbono Neutralidad 2050 (Ministerio de Energía de Chile)

Descargar
EN