Adopción de la Estrategia Nacional de Hidrógeno

Alemania pone grandes esperanzas en el hidrógeno como elemento clave para avanzar en la transición energética; ahora ha puesto en marcha una estrategia nacional.

El 10 de junio de 2020, el Gabinete Federal aprobó una Estrategia Nacional de Hidrógeno para Alemania, la cual allana el camino para la adopción de 38 medidas nacionales que garantizarán que Alemania desempeñe un papel pionero en el desarrollo y la exportación de tecnologías del hidrógeno a nivel internacional.

“Debemos sentar hoy las bases para asegurarnos de que Alemania se convierta en el líder mundial de la tecnología del hidrógeno", dijo el Ministro Federal de Asuntos Económicos y Energía, Sr. Peter Altmaier, en el período previo a la adopción de la Estrategia.

Debido a sus múltiples usos, el hidrógeno basado en fuentes de energía renovables se considera un elemento clave para avanzar en la transición energética, pues, la electricidad proveniente de estas fuentes limpias en conjunto con una mayor eficiencia energética son los pilares centrales para alcanzar la carbono neutralidad.. Ahora que Alemania casi ha terminado de eliminar la energía nuclear y ha hecho planes para eliminar gradualmente la energía generada por carbón, necesita encontrar nuevos caminos, adicionales, para avanzar en su transición energética.

Como país altamente industrializado, Alemania depende de las fuentes de energía gaseosa y líquida como parte importante de su sistema energético, estas fuentes de energía seguirán siendo indispensables a largo plazo en varios ámbitos de la industria y el transporte. Sin embargo, dada la tendencia hacia objetivos climáticos más ambiciosos, Alemania necesita alternativas a largo plazo, respetuosas con el medio ambiente, a los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas, para que la transición energética sea un éxito. Por lo tanto, debe comenzar por explotar el potencial de generar un suministro directo de electricidad a partir de fuentes renovables y reforzar la eficiencia energética, aunque en ciertos campos, este potencial sea limitado.

Mediante el uso de hidrógeno producido de forma respetuosa con el medio ambiente, las zonas de la industria que dependen del uso de portadores de energía líquidos o gaseosos pueden reducir considerablemente sus emisiones de carbono. El hidrógeno puede utilizarse, por ejemplo, como materia prima en las industrias química y siderúrgica o como combustible en las celdas de combustible. La producción de hidrógeno "verde" a partir de electricidad y agua renovables (mediante electrólisis), permite almacenar y transportar energía renovable, siendo altamente beneficioso cuando la electricidad de la red no se puede generar directamente a partir de fuentes renovables.

38 medidas que aseguran el papel de Alemania como pionero mundial

A través de su Estrategia Nacional de Hidrógeno, Alemania persigue una serie de objetivos diferentes. En primer lugar, las tecnologías del hidrógeno y los portadores de energía sin carbono se convertirán en elementos clave de la transición energética, con ello se pretende garantizar que las áreas de la industria que no pueden descarbonizarse de ninguna otra manera puedan reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y romper su dependencia de los combustibles fósiles.

En la Estrategia se exponen los planes de Alemania de desarrollar mercados nacionales para la producción y el uso del hidrógeno a fin de impulsar el mercado, para ello, prevé una combinación adecuada de apoyo a la inversión, alivio de los costos de explotación, condiciones de política energética y fijación de precios del carbono. Según la estrategia, "Alemania puede aprovechar el potencial a lo largo de toda la cadena de valor añadido", en este caso, la atención se centra en las áreas que ya están operando en los márgenes de la viabilidad económica o que no pueden dejar de utilizar combustibles fósiles (o 'descarbonizar') en base al estado actual de la tecnología. Entre ellas se encuentran los sectores industriales y de transporte, como la aviación, la navegación y el transporte de larga distancia.

Las medidas establecidas en la Estrategia tienen por objeto reducir los costos de desarrollo y utilización de las tecnologías del hidrógeno, de modo que puedan crearse mercados mundiales del hidrógeno. Así pues, la Estrategia Nacional de Hidrógeno también puede servir para fortalecer la competitividad de las empresas alemanas. Se prevé la financiación de la investigación, el desarrollo y las exportaciones de tecnología. Después de todo, el desarrollo de tecnologías del hidrógeno no sólo ayudará a mitigar el cambio climático, sino que también creará muchos puestos de trabajo y un valioso mercado mundial. En el futuro, el hidrógeno y sus derivados sintéticos desempeñarán un papel importante en todo el mundo. Por este motivo, Alemania desea colaborar con otros Estados miembros de la Unión Europea y con asociados internacionales para dar forma a un mercado mundial del hidrógeno.

Amplia financiación para el uso del hidrógeno

Las empresas alemanas han sido durante mucho tiempo muy innovadoras y exitosas en el campo del hidrógeno, por ejemplo, en la electrólisis (que puede utilizarse para producir hidrógeno sin carbono) y en el desarrollo y la producción de celdas de combustible. Hasta 2024 se dispondrá de unos 445 millones de euros de financiación para el uso del hidrógeno en la industria, esto se suma a los 9.000 millones de euros que acaba de aprobar el Comité de Coalición como parte de un amplio conjunto de medidas de estímulo económico. De ellos, 2.000 millones de euros se han asignado al hidrógeno en el "ámbito mundial" (“global arena”), los siete mil millones restantes se utilizarán para fortalecer toda la cadena de valor del hidrógeno. En el ámbito de la investigación y el desarrollo, se destinará un total de 100 millones de euros anuales hasta 2022 para los "Reallabore (sandboxes) reguladores de la transición energética", muchos de los cuales realizarán investigaciones sobre las tecnologías del hidrógeno. El llamado del Ministerio Federal de Asuntos Económicos y Energía para que en 2019 se presentaran ideas sobre los areneros de regulación para la transición energética también se dedicó principalmente a las tecnologías del hidrógeno. Además, se ampliarán otros proyectos de investigación aplicada, como el proyecto Metha-Cycle. En este proyecto en particular, un equipo de investigación está realizando actualmente ensayos prácticos de un nuevo sistema para manejar el hidrógeno verde.

Junto con la investigación y el desarrollo sobre el uso del hidrógeno, uno de los objetivos más importantes establecidos en la Estrategia Nacional de Hidrógeno de Alemania es desarrollar y asegurar el suministro nacional de hidrógeno sin carbono. Esto se debe a que la producción de hidrógeno verde sigue siendo muy costosa y sólo puede hacerse a pequeña escala. Actualmente no hay suficiente infraestructura para almacenar grandes cantidades de hidrógeno licuado durante largos períodos de tiempo, para transportarlo a largas distancias o para distribuirlo. Por lo tanto, por el momento, Alemania tendrá que cubrir una gran parte de su demanda de hidrógeno de cero carbono y carbono neutral a través de importaciones. (Para conocer las diferencias en la producción, por favor haga clic aquí)

Cinco gigavatios de capacidad de electrólisis de hidrógeno verde para 2030

Para 2030, se espera que la escala de la demanda de hidrógeno de Alemania equivalga a alrededor de 90 a 110 teravatios hora (TWh). A fin de promover el desarrollo de un mercado interno sólido, Alemania tiene previsto construir sus primeras plantas de generación de hidrógeno ecológico con una capacidad total de hasta cinco gigavatios (GW) para 2030, incluida la construcción de la infraestructura necesaria en tierra y mar adentro. Este ambicioso objetivo corresponde a una demanda adicional de electricidad de fuentes renovables de 20 teravatios hora (TWh).

A fin de cubrir la demanda restante, Alemania necesitará socios fiables en materia de producción y transporte, así como sistemas de infraestructura para la cooperación e importación, especialmente en la UE. El hecho de contar con estos socios y estructuras también brindará la oportunidad de ampliar el mercado energético interno europeo y de cooperar con los países en desarrollo que tienen altos niveles de radiación solar y viento (que tienen un gran potencial de la energía renovable), como se describe en la Estrategia Nacional del Hidrógeno. Alemania podría importar de esos países el valioso hidrógeno verde que necesita para aumentar su propia producción, para ello, su infraestructura nacional de gas tendrá que adaptarse para manejar el hidrógeno, otra cuestión que también se aborda en la Estrategia Nacional de Hidrógeno.

El Proceso de Diálogo sobre el Gas 2030 de Alemania ha estado explorando el papel de las fuentes de energía gaseosa en la transición energética desde finales de 2018, y las conclusiones iniciales del Proceso fueron presentadas por el Ministro Federal de Asuntos Económicos, Sr. Peter Altmaier, en octubre de 2019.


© Adobe Stock/Fokussiert

En la reunión virtual del Comité Directivo de la Energy Partnership del 29 de enero, el Ministro chileno Juan Carlos Jobet y el Secretario de Estado Andreas Feicht acordaron establecer dos grupos de trabajo, "Carbon phase-out, renewables phase-in" y "Carbon Neutral Innovations". En este último, el BMWi y el Ministerio de Energía de Chile colaboran para optimizar sus estrategias nacionales de hidrógeno y fomentar el intercambio tecnológico.

Downloads

Folleto

German National Hydrogen Strategy

Leer
Folleto

CH2ILE – DER HEIMLICHE CHAMPION. Wiedergutmachung für die chilenische Wirtschaft

Articulo en revista "HZWEI" Leer (German)
EN